domingo, 6 de enero de 2008

Segunda Identidad por Urbano Pérez

¿Y por qué lleva usted esa máscara?Para que me puedan reconocer,... Sin ella, sólo soy yo mismo entre muros infranqueables.El garaje hermético. Moebius.
Desde Identidades, título de uno de sus trabajos recientes, viene advirtiéndose en la producción de Juan Gila un giro progresivo hacia el dominio de lo íntimo. Si en la serie de esculturas que componían Arquitectónica (2.001) se abordaban los nexos de tipo estructural existentes entre el cuerpo humano y una serie de elementos, en buena medida ornamentales, provenientes de la arquitectura, en Segunda identidad se nos va a conducir, de manera directa, hacia lugares situados de puertas para adentro.En ninguno de los seis montajes de que consta la exposición se hace referencia a los enclaves en los que se encuentran instaladas las figuras humanas; son éstas, paradójicamente, las que ofrecen información al respecto de su situación. A pesar de su heterogeneidad, en lo que concierne al aspecto físico, la edad, el sexo y el color, existe entre ellas una semejanza notable en el gesto. Se trata de un ademán, a la vez contemplativo y meditativo, que, aparte de conferir unidad al conjunto, genera una impresión de retiro y de ensimismamiento.Una de estas figuras sostiene en las manos varias fotografías. Es una mujer de mediana edad. En las imágenes advierte cambios que le impiden reconocerse con facilidad. Sobre su rostro, en el retrato, el autor ha colocado de manera intencionada una máscara de barro, símbolo y expresión, en última instancia, del sentimiento de extrañeza que ésta experimenta.No es éste el único montaje de la exposición en el que la propia obra escultórica se sitúa de frente a su imagen modificada, ya sea de modo manual o digital. Lo que Gila quiere expresar, entre otras cosas, con este recurso es que a menudo, en el ejercicio de búsqueda de la identidad, una secuencia clave del pasado cobra entidad, revelando el efecto del paso del tiempo sobre las cosas. Ese instante, en el que el sujeto adquiere conciencia de sí mismo, se halla contenido, para deleite de todos, en Segunda identidad.Si tuviera que definir, en pocas palabras, qué es para mí un artista verdadero, diría lo siguiente:“es el que trata, por encima de todo, de llegar a saber quién es; el que bajo ningún concepto renunciaría a sí mismo.”
Urbano Pérez

1 comentario:

Manolo de la Cruz dijo...

ME GUSTARÍA CONOCER TUS DATOS, NO LOS VEO EN EL BLOG, NOMBRE Y CORREO,
ES PARA PRESENTARME Y VER LA POSIBILIDAD DE QUE TE HAGAS MIEMBRO DE SCULPTURE NET WORK.

UN SALUDO,

MANOLO DE LA CRUZ
http://tornecruz.blogspot.com/